Ahora Drive.ai, la empresa de conducción autónoma, es de Apple

0
398

La empresa de la manzana mordida confirmó la compra de la empresa Drive.aistartup (compañía emergente) centrada en la conducción autónoma.

Al parecer, la empresa iba a cerrar permanentemente y esa decisión traía como consecuencia el despido de 90 de sus empleados, según había avisado el medio local SE Chrinicle. Sin embargo, esta idea cambió en el último momento, ya que la empresa encargada de fabricar el iPhone ha confirmado la adquisición de Drive.ai.

Apple no ha dado detalles de lo qué hará con Drive.ai, así que su futuro es incierto. Sin embargo, cuando Apple realiza este tipo de compra, la empresa que adquiere suele relacionarla con sus propios departamentos con la intención de que sus ingenieros y empleados a diferentes áreas de desarrollo aporten su talento y conocimiento.

Según indica Axios, Apple adquirió los activos de la compañía, pero tanto desde Axios como SF Chronicle y The Information se sugiere que el interés principal ha sido por los ingenieros y empleados de la compañía.

Kits para convertir coches tradicionales en autónomos

Drive.ai, con sede en Mountain View, consiguió cierta relevancia en la industria tecnológica gracias a su software de aprendizaje automático capaz de detectar y evitar objetos en la carretera.

La empresa fundada en 2015 por investigadores de la Universidad de Stanford había conseguido realizar pruebas de conducción autónoma en Texas , así como sus peculiares coches de prueba, unas furgonetas Nissan NV200 con pantallas que mostraban en directo a los peatones qué elementos identificaban en el entorno.

Sin embargo, no se centraba tanto en crear un coche autónomo como en crear «kits» con los que equipar coches tradicionales para hacerlos autónomos.

Desde Apple han surgido rumores sobre la posible creación de un coche autónomo. Por lo anterior y la adquisición de Drive.ai evidencian que algo está pasando en Cupertino.

Con el supuesto ‘Project Titan’  de Apple, en principio  era crear una plataforma de conducción autónoma que vender a otros fabricantes de automóviles. Si era así tiene más sentido el «kit» de Drive.ai para convertir coches tradicionales en coches autónomos.