Baddie Winkle la influencer de 90 años le enseña a los millennials a disfrutar la vida

0
1106

Hay muchas diferencias entre Los influencers, cada uno maneja un target distinto y se pueden desempeñar de una manera totalmente opuesta. Pero, la gran mayoría, tienen algo en común: la juventud. Por ello, quizás resulte difícil pensar en una influencer de 90 años. Pero Baddie Winkle obviamente no es la más joven de Instagram, pero tiene algo diferente que muchos otros influencers desean tener.

Un verdadero fenómeno social

Baddie Winkle, cuyo verdadero nombre es Helen Van Winkle, es un verdadero fenómeno social. Su cuenta de Instagram cuenta con más de 3,7 millones de seguidores y está inundada de fotografías coloridas y atrevidas. Winkle no tiene ningún problema en colocarse con extraños bañadores o lencería, subirse en helicóptero o colocarse un look al  estilo Miley Cyrus.

Aplicación de inversión móvil

Winkle se ha unido a una aplicación de inversión móvil, llamada Stash, para aumentar al máximo su última promoción. La misión de Stash es que se visualice de manera sencilla las inversiones para que sean mucho más a fáciles para el usuario medio, según Adweek.com.
“Dos tercios de los millennials no están guardando para su futuro”, indica la compañía. “Muchos no lo hacen porque les cuesta ver su vida más allá de la actualidad, diseñando una desconexión mayor cuando se trata de planes relacionados con dinero”.



Esta innovadora campaña invita a los jóvenes a tener una jubilación igual a la que disfruta Baddie Winkle, planeando e invirtiendo en su futuro. La campaña está conformada por socialmedia, video, landing pages interactivas y murales en Brooklyn. El mensaje que Stash trata de enviar con Baddie es claro: “Vive tu mejor vida a cualquier edad”.
Sin duda alguna, Winkle es un ejemplo para poder vivir al máximo cada instante, se tengan veinte o noventa años. Y señala la importancia de saber utilizar las asociaciones con los creadores digitales para sacar provecho al máximo las capacidades del influencer marketing. Aunque no sean tan diferentes y aporten tanto a la marca como Baddie Winkle.

Lee también: Nike ataca el conflicto de las diferencias de género