Burger King pide disculpa tras polémica campaña rusa para el Mundial

0
1012

El Mundial de fútbol de Rusia está provocando mucha expectativa para las marcas, y no hay ninguna marca que desee estar fuera. Eso sí, algunas no han sacado provecho de esta ola de popularidad de forma adecuada. Es lo que ha sucedido con la división rusa de Burger King, que ha tenido que disculparse después de haber hecho una desafortunada campaña.
La campaña de la cadena de comida rápida, que se lanzó a través de la red social rusa VK, exhibía la fotografía de una mujer embarazada junto al texto: “Las mujeres que queden embarazadas de alguna de las estrellas de fútbol del Mundial podrán obtener tres millones de rublos y Whoopers gratis durante toda su vida”.

Comentarios negativos

Los comentarios negativos no tardaron en llegar y las redes sociales se colapsaron de comentarios negativos que criticaban el sexismo y el mal gusto de la campaña. Según The Associated Press, la excusa de la campaña era que se pudieran traspasar los mejores genes para consolidar el éxito de la selección rusa en las generaciones por venir.
“Nos disculpamos por la proclamación que hicimos. Ha sido demasiado insultante. Deseamos agradecer todo el feedback recibido e informar de que ya hemos eliminado la campaña. Relacionados con la aplicación”, se disculpó la compañía.

No vuelve a ocurrir nunca más

“Nos disculpamos por la campaña, claramente ofensiva, que el equipo de Rusia lanzó online”, señaló la multinacional. “La promoción no describe nuestra marca o nuestros valores y estamos dando pasos hacia delante para asegurar que este tipo de actividad no vuelve a ocurrir nunca más“, añadieron, según Scroll.in.
No es la primera vez que esta división de Burger King alienta al escándalo. A principios del pasado año, la compañía compartió a través de las redes sociales otra campaña publicitaria de muy mal gusto, en esta oportunidad colocada la imagen de una mujer que había sufrido una agresión sexual.

Lee también: Coca-cola Clear la última apuesta de Coca-Cola en Japón