Empresas deben cambiar su estilo para llegar a la formación del nuevo consumidor

0
1133

A fin de amoldarse a la formación del nuevo consumidor, los cuales deben estar basados en la implementación de nuevos valores tales como: honestidad, responsabilidad, transparencia,  la no invasión de la intimidad y conocer bien los gustos e intereses, para que las grandes empresas comiencen la adaptación de su imagen corporativa en tiempos novedosos para que sus resultados estén ligados a los gustos de los consumidores.

Así fue como se efectuó el estudio realizado por el Grupo Corporalia, la cual reveló que cada 4 de 5 marcas han debido adaptar su logo, imagen, establecimientos o páginas webs, con el propósito de ser más atractivas y estén en sintonía con el consumidor.
Esto es dado a que el consumidor actual es radicalmente opuesto al de generaciones anteriores, y eso lo demostró dicha encuestadora encargada en la parte del marketing, en el que destaca la evolución de 150 marcas de todos los sectores, llegando a la conclusión de que en los últimos años un 85% de las marcas se han visto en la necesidad de cambiar el diseño del logotipo.
Según el director de Grupo Corporalia, Álvaro  Canelo, explicó que “la imagen corporativa es uno de los elementos que justo a su nombre y eslogan es lo que define a una empresa para mostrarse al consumidor y así poder diferenciarse de la competencia”.
Pero en los últimos 12 meses, las grandes marcas han cambiado su imagen para llegar a la adaptación de los nuevos tiempos y los nuevos consumidores, para quedarse anticuados en una era de avance como es la actual, siendo este uno de los principales temores de las empresas.
Por lo que estar presente en múltiples soportes ha obligado a las compañías a ejecutar la modificación de su identidad corporativa, con el objetivo de que haya un consumidor con más conciencia a las acciones sociales en el que deben resaltar su responsabilidad y honestidad que en tiempos remotos no lo apreciaban.
Allí debe generarse una coherencia para que el cambio se haga de una forma más corporativa para adaptarse a los gustos y hábitos de los nuevos consumidores, para así balancear sus ganancias y pérdidas, como también exista una relación con otras compañías.

Lee también:  Apple y Volskwagen firman acuerdo para el impulso de vehículos autónomos