Google apuesta por sustituir a los antiguos SMS por los RCS

0
811

Google y la empresa fabricantes de dispositivos móviles Samsung firmaron un acuerdo que podría poner fin al reinado de WhatsApp como plataforma de mensajería instantánea.
Ambas empresas a través de un simple comunicado -que causó revuelo dentro del mundo tecnológico- aclararon que comenzarán a trabajar más acentuadamente en la compatibilidad del protocolo de Rich Communication Service (RCS), que es nada más y nada menos que el sustituto de los mensajes de textos tradicionales (SMS).
Este novedoso sistema que viene desde hace algún tiempo mucho de qué hablar tiene la intención y el firme objetivo de eliminar al anticuado sistema de mensajería que ya conocemos para abrirse paso en el mundo de la comunicaciones, incluso haciendo temblar a WhatsApp.
Y tú te preguntarás ¿Cómo es esto posible? Resulta que el RCS podrá ofrecer muchas de las funciones que hoy tenemos disponibles en los sistemas de intercambio de mensajes como WhatsApp y Telegram, pero sin necesidad de registrarnos en ninguna de estas plataformas.
Es decir, el RCS permitirá a sus usuarios enviar fotos, videos, archivos, compartir ubicación y contenido multimedia de hasta 10 Mb de peso a través de él sin importar que operadora tenga en emisario y el receptor.
A este proyecto se han sumado además de Samsung otras casas fabricantes que suman en su totalidad más de 11 y entre las cuales no está Apple quien ya posee iMesage. También 55 operadoras se sumaron a esta estrategia promovida por Google que quiere renovar el antiguo sistema de SMS y ampliar así las funcionalidades de los equipos que operan con Android para ofrecer una nueva experiencia a los usuarios.

¿Cuándo comenzará a funcionar?

Ya funciona en muchos países y varias operadoras, además Google y las casas fabricantes de dispositivos ya están incluyendo en sus aparatos de alta gama el servicio.
Sin embargo aún no del todo funcional y no goza de mucha receptividad de parte público por no ser compatible con todos los usuarios, sin embargo ya Google está trabajando en un protocolo en el que se regirán todas las compañías del ramo para que vayan cumpliendo progresivamente con la debida inclusión.