Kim Kardashian con nuevo activismo social: Twitter

0
935

Kim Kardashian le propuso al CEO de Twiitter, Jack Dorsey, que dentro de la configuración se creara una herramienta que permita editar tuits en la red social, una vez publicados.

Así en su larga lista de quehaceres Kim Kardashian se coloco ese objetivo por cumplir. Si creíamos que la empresaria y socialité solo se dedicaba a comercializar sus líneas de belleza, de ropa o, directamente, su vida, nos equivocábamos.
El posicionamiento de la estrella de la telerrealidad va mucho más allá de ser la portada de una revista de moda o la protagonista de una alfombra roja.
Hace poco sorprendió a todos cuando al entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y lograr el indulto de una mujer condenada por tráfico de drogas.
Esta descarga de adrenalina no fue suficiente para la Kardashian que ahora quiere volver a hacer uso de su enorme influencia social para transformar la vida de millones de tuiteros.

Activista en potencia

Esto fue anunciado por ella misma a través de su cuenta de Twitter en donde revelo a sus 60,1 millones de seguidores la buena noticia.
Esta negociación ha tenido como protagonista a Jack Dorsey, CEO de Twitter, al que le sugirió añadir la opción de editar las publicaciones en la red social una vez enviadas.
Esta sugerencia dada por ella como todo lo que hace la celebrity, ha alcanzado gran interés por parte de los usuarios que, rápidamente han expresado su opinión al respecto.
A pesar de esto, a la gran mayoría no le ha agradado la idea de Kardashian y, en su lugar, le han sugerido invertir su tiempo en cuestiones algo más relevantes como eliminar el discurso de odio de la plataforma o las noticias falsas, problemas más graves que la red social del pajarito todavía no ha sido capaz de atacar.
De igual manera, no cabe duda de que la reina de los post es la encarnación de la influencia y, debajo de la capa de maquillaje, de sus provocadoras campañas y de su marca personal, se esconde una activista en potencia altamente comercial.

Lee también: ¿Los eventos corporativos han evolucionado con la tecnología?