Las 4 C que debes utilizar en cualquier proceso de marketing

0
807

Para innovar de manera creativa, los expertos recomiendan aplicar las 4 C en cualquier tipo de proceso de marketing, especialmente cuando la tecnología avanza a grandes pasos.

En ese sentido, es importante tomar en cuenta el significado de las 4 C, anteriormente conocidas como las 4 P en marketing.

– La Comunicación. Este ítem es considerado como uno de los más esenciales porque al tener una buena comunicación se pueden compartir “mensajes significativos”.

– La Colaboración. Su significado se relaciona con la integración de distintos equipos que se han trazado un objetivo en común.

– La Creatividad. En marketing conocen esta palabra como la “materia prima” de todo proyecto porque sin creatividad es imposible ofrecer un producto final de calidad a los clientes.

– La Comunidad. La palabra no solamente se relaciona con los consumidores del producto, sino esa manera de “hacer equipo” con otros para crear productos de acuerdo a las necesidades de los clientes.

Recientemente, el portal web Merca2.0 dedicó una publicación en su website para explicar la importancia de las 4 C en cualquier tipo de proceso de marketing. En su publicación llegaron a la conclusión que:

–  El mundo globalizado crea “mensajes publicitarios”  basándose en distintos tipos de inspiración.

– Los profesionales del marketing, casi siempre quieren es dedicarse a una especialidad sin importar dónde se encuentra su sitio de trabajo. Por eso resaltaron que algunos escogen trabajos en oficinas, mientras que otros prefieren laborar desde sus casas.

Considerando lo antes expuesto, el portal recomendó mantener el “valor del trabajo” porque algunos pierden esa visión en el camino. Asimismo, especificaron que para cumplir con los objetivos planteados en una empresa se deben enfocar en una actividad aplicando las 4 C.

Lee también: Walkman vuelve en diciembre al mercado con dispositivo Bluetooth

Origen de las 4 C

En 1990 surgió una especie de “revolución y evolución del marketing” hasta convertirse en lo que es en la actualidad. Todo comenzó con la propuesta de Robert Lauterborn, un profesor de la Universidad de Carolina del Norte, quien planteó cuatro puntos fundamentales aplicables en cualquier tipo de estrategia.

Dichos puntos se comenzaron a conocer como costo, conveniencia, consumidor y comunicación. Lo novedoso de estos conceptos permitiría más diálogo e interacción con el cliente, es decir, se dejaba de ver al cliente como receptor de productos para entender más sus necesidades.

Muchos se preguntan si las 4 C tienen el mismo significado que las 4 P, y lo cierto es que sí guardan un tipo de relación. La diferencia radica en que la orientación del negocio de una se enfoca en el cliente, y la otra en el producto.

Repasemos diferencias importantes entre ambos métodos a continuación:

– Las 4 P se enfocan en el producto, pero con las 4 C se habla de lo que quiere y necesita el cliente.

– El precio en las 4 P es el valor que tiene el producto, mientras que en las 4 C se plantea como lo que le cuesta al cliente adquirir el producto.