Las redes sociales son dominadas por las celebridades digitales

0
875

Es la era de una nueva generación de celebridades y son muy diferentes a cualquier otra. Abarrotan estadios, tienen millones de seguidores en sus redes sociales y lideran anuncios. Y  todo esto sin tener que existir (al menos de forma física).
Una movida que inició en Japón y ha llegado a alrededor del mundo. Hace unos años, el país nipón se vio inundados por una serie de artistas, modelos y cantantes falsos, estrellas creadas por ordenador, que deseaban convencer al usuario de su inexistente humanidad. ¿No han sido las celebridades algo cercano a una ilusión?

Creada por una compañía de software japonesa

Claramente, las estrellas originadas por CGI son mucho más fáciles de controlar que las de carne y hueso, como indica Ryan Detert, CEO de Influential, en Wired.com. Salvo cuando se portan tan bien.
Un ejemplo de celebridad digital que ha llegado a los cielos es Hatsune Miku. Esta mascota animada creada por una compañía de software japonesa es todo un boom. Con su música y sus canciones escritas por fans, logra vender miles de entradas para llenar estadios con tan solo un holograma.
El grupo japonés femenino AKB48 también anunció en 2011 un nuevo miembro: Aimi Eguchi. No se había oído hablar de ella pero comenzó a aparecer en varios spots de una popular marca de snaks, lo que intrigó a los fans. El grupo confirmó que no existía, que era tan solo un mashup diseñado digitalmente de los rostros del resto del grupo.

Cautivando el corazón de Instagram

Otro ejemplo es Lil Miquela, que lleva más de dos años cautivando el corazón de Instagram. En la actualidad, posee más de un millón de seguidores y ha firmado acuerdos con Prada o causas como Black Lives Matter. De hecho, hace poco se rebeló y terminó  la relación con sus “managers”.
De hecho tiene una “hermana gemela malvada”. Bermuda, otra de las celebridades digitales de la red, fue la principal causa de que Miquela tuviera que contarle a sus seguidores que no era humana (aunque la mayoría ya lo sabía).
A todas ellas hay que sumar Shudu, la espectacular creación de un fotógrafo de moda. Aunque su autor ha obtenido muchas críticas sobre apropiación cultural (hay quien afirma que el fotógrafo debería haber contratado a alguien en lugar de crearla artificialmente), Shudu es una de las celebridades que más gusta a la industria.

Lee también: Marcas seguirán invirtiendo en influencers omitiendo los problemas que se han presentado