Mattel les dice adiós a 2.200 trabajadores para neutralizar sus malos resultados

0
712

El cierre de una de las jugueterías más importantes y populares de las últimas décadas, Toys ‘R’ Us, no ha sido duro solo para sus trabajadores y directivos. Otras compañías de juguetes han visto como su mayor cliente se hundía sin dejar huella. Y, con él, todas las ventas que implicaba. Es el caso de Mattel, la empresa estadounidense hogar de Barbie.
El fabricante de juguetes, fundado en 1945 por Harold Matson y Elliot Handler, ha manifestado unas pérdidas de 240,9 millones de dólares durante el segundo trimestre del presente año, según Expansión.com. La compañía ha visto cómo sus ventas disminuían  incluso por debajo de la cifra pronosticada por los analistas. Confirmaron una caída en ventas del 13,7%, hasta los 840,7 millones de dólares.
Para lograr superar esta caída, la compañía de juguetes ha iniciado un plan para ahorrar alrededor de 650 millones de dólares. Como primera medida, se ha sido un realizar un recorte de su plantilla. En total, Mattel despedirá a 2.200 trabajadores, es decir, un 22% de su fuerza de trabajo global no manufacturera. No solo eso, también piensan vender sus fábricas en México.

Gran desigualdad entre nuestros resultados financieros

Según ha confirmado el consejero delegado y presidente de la marca, Ynon Kreiz, los despidos perjudicarán a los trabajadores administrativos y a los puestos de refuerzo. “Vemos oportunidades, pero ha habido una gran desigualdad entre nuestros resultados financieros en los últimos años y dónde debería estar la compañía”, ha expresado Kreiz.
Mattel es tan solo una de los perjudicados que ha dejado a su paso el cierre de la popular Toys ‘R’ Us, después de 70 años de actividad. La compañía no pudo con sus propias deudas, pero tampoco a un consumidor digital al que no se supo adecuar. Durante sus siete décadas de trabajo, la juguetería abrió alrededor de 1.600 locales en todo el mundo, creando unos 60.000 puestos de trabajo.

Lee también: Unilever y su original campaña para que los niños se diviertan más y de manera real