Memes o influencers: la batalla de esta era

0
814

Las cuentas que se dedican a  subir memes cada vez logran mayor cantidad de seguidores en Instagram. Incluso, su engagement es importante, obteniendo miles de likes y comentarios. En plena auge del influencer marketing, este tipo de cuentas se han obtenido un lugar en el corazón de los marketeros.

 Las cuentas de memes brindan un buen feedback 

“Las cuentas de memes brindan un buen feedback  de la inversión en comparación con los influencers, que ya no logran los mismos resultados“, indica Lauren Smeets, talent strategist de Cult LDN. “Es difícil para una marca diseñar el mismo tipo de ingenio que tienen de forma natural los creadores de contenido detrás de estas cuentas. Son muy cercanos, así que tiene un engagement fantástico”.

Sus precios son muy por debajo de lo que realmente valen

Asimismo, las cuentas están a favor de las marcas. Incluso las cuentas que suben este tipo de contenido con pocos seguidores logran altos ratios de engagement. Ni siquiera saben todavía lo valiosas que son, por lo que sus precios son muy por debajo de lo que realmente valen.
Según Muhsen Syed, CEO de la firma CampaignDeus, el ratio de engagement (dividiendo los likes entre la cantidad de seguidores) es del 3,5% en este tipo de cuentas enlazadas con la moda. Es la misma cifra que logran algunos de los influencers más mainstream.
Las cuentas que manejan humor representan 5% y un 10% del total que la firma sigue. Aunque, según Syed, su crecimiento se dificulta porque muchas postean contenido de otras cuentas.

Nueva plataforma de distribución

Para Zanna Wharfe, senior strategist de la agencia We Are Social, se trata de un punto de vista bastante distinto. “Es un contenido determinado que se produce con un look específico y un sentido del humor directo, en vez de utilizar la influencia del individuo. Es una nueva plataforma de distribución”.
Pero como todo, hay beneficios y pérdidas. Muchas de estas cuentas no se manejan por una sola persona, lo que lo hace más flexible a la hora de trabajar con las marcas. Sin dejar de lado el poder de las franquicias y del merchandising, que pueden brindar ingresos rentables. Pero su tono, básicamente Descarado, también es arriesgado. Además, ahora son algo innovador, pero si muchas marcas se unen a esto, puede caer en lo vulgar.

Lee también: Neymar recibe alta cantidad de críticas en Twitter