Morgan Freeman queda fuera de VISA, PepsiCo y National Geographic

0
695

Tras las denuncias de conductas inapropiadas, comentarios sexuales contra empleadas y mala socialización en sus ambientes laborales, el icónico actor estadounidense Morgan Freeman ha visto repercusiones por parte de los marketers que lo tenían como talento. VISA, quien era uno de los principales clientes del actor, ha cancelado todo tipo de contrato, incluso teniendo grabado y procesado un nuevo comercial que saldría justo en este mundial de fútbol de Rusia 2018.

Agentes de VISA han declarado que efectivamente le hicieron seguimiento e investigación al caso de Freeman, por lo que suspendieron todo tipo de marketing con él, suspensión que incluye a nuncios que grabó el actor para TrasLink, como parte de la campaña de VISA Canadá.

La campaña que  protagonizaba el futbolista sueco Zlatan Ibrahimovich para VISA será lanzada durante el mundial de fútbol, aunque no con la ya grabada voz de Freeman, así como las campañas “Everywhere you want to be”, “Party” y “Banana Boat” que actualmente están al aire, culminarán su compromiso pautado y no volverán a salir.

El estallido por las conocidas inconductas del actor lo hacen salir también de PepsiCo, ya que un representante de la marca anunció que los derechos intelectuales para los avisos publicitarios ya han expirado y no se renovarán como estaba previsto.

Morgan Freeman ha sido referencia a nivel publicitario en los últimos años por su calidad vocal y su alto nivel de influencia, su comercial de alto perfil en el Super Bowl para Mtn Dew, dejó de circular desde el pasado 14 de mayo, según iSpot. Su prodigiosa voz  también ha protagonizado documentales como “March of the Penguins”, “ganador del premio de la Academia” y su exitosa participación en “The Story of God” de National Geographic, entre otros.

A pesar de las sanciones ya establecidas, el actor de 80 años ha declarado mediante un comunicado de prensa, su punto de vista como aclaratoria. «Pedí perdón  y continuaré pidiendo perdón a cualquiera que haya podido molestar, aunque fuera involuntariamente. Pero también quiero ser claro: no creé entornos de trabajo inseguros. No agredí a mujeres. No ofrecí trabajos o ascensos a cambio de sexo. Y cualquier insinuación de que lo hice es completamente falsa», concluye Freeman.

 

Lee también:  Luis Miguel vuelve como Rey de estrategias de Marketing con su nueva serie