Pagos móviles incrementa su presencia en comercios y tiendas

0
664

De a poco, la tecnología se ha ido posicionando en muchos más terrenos. Llevamos nuestros dispositivos móviles a toda hora  con nosotros y cada vez les dedicamos mayor tiempo y atención, hasta influye para la toma de decisiones. Utilizamos el smartphone para acceder a contenidos online, para decidir, qué, cómo consumir y dónde hacerlo, para comprar aprovechando las horas muertas.

Antes,  ir de compras era acercarse a la tienda de turno, pasear por la calle y/o elegir uno entre varios productos. Sin embargo, ahora la experiencia se ha vuelto muy tecnológica y  en una forma muy destacada para dispositivos móviles.

Decisiones de compra

Cada usuario o cliente llevan consigo sus terminales móviles y toman decisiones de compra partiendo no sólo de lo que están viendo en la tienda sino también de lo que sus móviles les están mostrando como intereses o tendencias. Ahora, buscamos en línea antes de comprar, miramos el perfil web de la tienda, compañía o incluso preguntamos a nuestros amigos y seres queridos qué opinan y qué comprarían ellos usando las redes sociales y las apps de mensajería. El móvil se ha integrado como un paso más en la mayor parte de la experiencia de compra.
Todo esto ha dejado de manifiesto el potencial de los móviles, tanto que  podría convertirse en un elemento más en otra de las fases de la compra. No es exactamente novedoso y no es algo que las marcas no hayan intentado antes. En realidad, a medida que los smartphones amplían sus alcances y ciertas tecnologías evolucionan, se ha intentado posicionar este tipo de soluciones, aunque no por completo. Hasta, quizás, ahora: el uso del móvil para hacer pagos podría estar a punto de llegar de forma definitiva.
Ver a alguien pagando con el móvil ha dejado de ser ya algo poco común como podría haberlo sido en el pasado. Es probable que aunque tú o yo no hemos intentado esta opción, hemos visto a alguien haciéndolo o probándolo. Estamos cerca de iniciar una era en la que el pago móvil será tan normal, como el uso de las tarjetas o transacciones bancarias en la actualidad.

Lee también: ¿Agostaste tus palabras claves? Te enseñaremos cómo actuar